Ignacio Ossandón Domínguez    Pintura Audio Visits Theory Review

 Paints  |  Engravings  |  Drawings  |  Watercolors  |  Murals  |  Icons  |  Videos  |  Paint Shop  |  Poetry  Home
 
¿Por qué pintar murales iconográficos en las iglesias?

 
Jesucristo tiene muchas presencias en el mundo. Está presente en la Eucaristía (La Misa) y en todos los sacramentos de la Iglesia Católica. También está presente en el Primado de Pedro (el papado), en sus Cardenales, Obispos y Presbíteros, en la Palabra de Dios y en el Magisterio de la Iglesia. Otra presencia de Cristo en el mundo es a través de los bautizados que constituyen las comunidades cristianas que forman el Cuerpo de Cristo en la tierra. "¡Saulo!, ¡Saulo! ¿Por qué me persigues?" le dice Jesucristo a Saulo cuando lo derriba del caballo, identificándose Jesucristo completamente con la Iglesia a la que Saulo perseguía. Estas comunidades se reúnen para celebrar los misterios de Dios: Liturgia de la Palabra, Liturgias penitenciales, eucaristías, etc., donde el mural iconográfico nos acompaña, como una prefigura de la Asamblea Celeste que se reúne con la Asamblea terrestre formando un solo Cuerpo, donde el cielo desciende a la tierra y nosotros nos elevamos al cielo. En este sentido el mural iconográfico es un gran servicio a la asamblea cristiana ya que nos ayuda con su belleza y profundidad teológica a la contemplación de los misterios de Dios ayudándonos también en la oración. Nos inunda con su presencia y eleva nuestra alma a Dios. Por eso el ícono esta basado en la tradición, donde el pintor no inventa nada y no debe usarlo para su lucimiento personal, es más bien un servicio a los hermanos en Cristo. Este arte debe realizarse desde la fe, con mucho respeto a la tradición y aportando los descubrimientos de la estética moderna y actualizándolo en el espíritu y sensibilidad del hombre de hoy.